Rubén Galindo Domínguez: entre lo divino y lo humano

/, En la piel de .../Rubén Galindo Domínguez: entre lo divino y lo humano

Rubén Galindo Domínguez: entre lo divino y lo humano

“Lo que uno expresa es lo que uno es. Intentar seducir a traves de la simpleza”.

 

Rubén Galindo Domínguez ha sido tocado por la mano de Dios. No solo le ha otorgado el don de poder crear con sus manos grandiosas obras de arte sino que también le ha dado una infinita sensibilidad para plasmar la máxima belleza en los trabajos que realiza.

Es un genio en su oficio y gracias a ello podemos deleitarnos con su arte. En sus belenes, el tiempo se detiene y pasa lentamente al igual que él realiza sus piezas. Poco a poco, con meticulosidad, con precisión y con una exquisita magistralidad.

Simpleza y grandiosidad en sus obras que no deja impasible a nadie.

Para mí es un inmenso honor que me concedas esta entrevista. Eres un genio en el mundo del belenismo y observando tus escenografías, es imposible no maravillarse con tantísima belleza. 

Me gustaría que nos contaras como nació tu pasión por el mundo del belenismo.

Nací en Plasencia (Cáceres) (1978) pero soy de un pueblo cercano llamado Ahigal en el norte de Extremadura. Hace doce años trasladé mi residencia a Sevilla.Veía belenes en Navidad con la ilusión de un niño pero sin sentir ese ardor por quererlos crear. Fue en Octubre del año 2009 buscando en internet en google fotos de catedrales se coló una escena que me fascinó, miré fijamente y descubrí que pertenecía a un belén. Eran fotos del belén que montó en el año 2007 el belenista madrileño Carlos Marcos. Pinché en la foto y me llevó a su blog donde descubrí un nuevo mundo. En ese momento nació mi pasión por este arte, la que cambiaría mi vida.

Comencé a soñar en construir maravillas como las que había descubierto.

¿Qué emociones sientes cada vez que das vida a tan magníficas obras de arte y en que te inspiras para realizar tan bellas escenografías?.

Hay diferentes sentimientos. Siempre comienzo con la ilusión de crear algo inigualable. Decepción y humildad cuando no lo logro conseguir, y satisfacción cuando acabas un trabajo y ves que lo has logrado, pero sea cual sea el resultado, lo hago con honestidad. Soy una persona muy simple, soy de pueblo y creo que eso se nota en lo que hago. Me inspiro de construcciones naturales, me encanta el costumbrismo andaluz y el extremeño. Perderme por los rincones más encantados de Sevilla, por los pueblos del norte de Cáceres, hacer fotos de piedras y más piedras. La arquitectura popular cacereña siempre está presente en mis creaciones. También completo mis fuentes con grabados y pinturas del siglo XIX. La música siempre me acompaña cuando trabajo, según el día y el estado de ánimo, pero escucho desde cantos gregorianos a Iron Maiden.

El belenismo te acaba cultivando de tal forma que acabas amando la literatura histórica, la pintura, documentales, la música clásica.

Llevas tres años montando un belén que se expone en Morristowon (New Jersey) EEUU. ¿Qué sientes cuando tu obra traspasa fronteras y es admirado por miles de personas de diferentes culturas?

Es una locura lo que hago pero merece la pena. El belén viaja en pequeños módulos que encajan perfectamente, allí los monta un amigo que tengo que le vuelve a dar la vida. Los viajes son eternos pero acaban llegando todos los bultos que a veces superan la decena. Se expone en un barrio residencial con un estatus muy alto, están muy satisfechos con las escenografías y las figuras. La exposición navideña se hace en un pabellón de baloncesto y dura 3 días, ya es un clásico. También he montado belenes en Italia y en muchos rincones de España.

 

Realizas ponencias y conferencias sobre belenismo en distintas ciudades de España. ¿Qué consejos sueles dar para aquellos amantes de este arte y que se inician en este mundo?

Tengo un lema tatuado en la frente que no es otro que intentar no parecerme a nadie. La mayoría de los belenistas somos autodidactas por lo cual tenemos que ir aprendiendo a base de confundirnos una y otra vez. Pues ese es el camino, no desistir y tener paciencia que las cosas acaban saliendo. No hay nadie más que nadie.

¿Podrías nombrar algunos belenistas que hayan sido importantes en tu carrera?

Tengo la suerte de tener una barbaridad de amigos belenistas que aprecian lo que hago y que me lo demuestran día a día. Pero debo detenerme en los que creo que han sido claves en ciertos momentos; Carlos Marcos fue como ya he comentado quien prendió con su obra en mí la ilusión del belenismo; Emilio Morenati quien me enseñó a leer y a escribir con sus tutoriales. En mi casa esperaba ansioso que publicara en el foro de belenismo algo nuevo.

Pero hubo un momento en que estuve a punto de tirar la toalla, pasados unos meses al ver que no avanzaba con las aportaciones del foro de belenismo, comencé a desanimarme. Casualmente recibí un mensaje al buzón del foro donde me invitaban a visitar un belén. Por timidez no contesté pero esta persona insistió nuevamente al día siguiente. Le contesté y quedamos un sábado en su casa. Tras entrar no me esperaba el montaje tan impresionante de su belén. Lo recuerdo como si fuera hoy. Era un belén nevado, con unas figuras extraordinarias, volvió a prender en mi la chispa. Salí de su casa a las 12 de la noche tras cuatro horas de conversación pensando que tenía que volver a intentarlo. Esa persona se llama Rosa Linares y su belén es referente y el más visitado de Sevilla, el belen de la calle Goya. Ella me animó a que me apuntara a la asociación belenista de Sevilla, además se encargó que me integraran y fuera uno más de ellos. En definitiva, apareció en mi vida como un ángel.

Enrique Villagrasa es un escultor belenista Valenciano, ha sido clave en mis escenografías ya que junto a él, mis escenas han pegado un gran salto. Sus esculturas dan sentido a lo que intento contar. Tengo la suerte de poder hacer cosas diferentes gracias a él. Es un artesano con una dosis de romanticismo que hoy en día es difícil encontrar. Tiene un talento inmenso.

Llevas varios años concursando en concursos de belenismo…

Si. En el año 2014 participé en el primero. He acumulado una gran variedad de premios. Este año he participado por última vez en un concurso. Siento que esta etapa ya es historia para mi. Busco otro tipo de satisfacciones más pulcras que un concurso no te va a dar.

No hay mejor premio que el abrazo sincero de un belenista tras estar media hora contemplando tu belén, o quien repite cuatro o cinco veces la visita a tu casa siempre acompañado de sus amigos o familiares, o aquellas personas que vienen a Sevilla y tienen apuntada en su agenda visitarme.

Para finalizar, nos gustaría que nos invitaras a contemplar tus belenes y nos dijeras donde podemos deleitarnos con tanta belleza.

Tengo un blogg donde voy subiendo fotos de mis trabajos. rubengalindodominguez.blogspot.com

Por Facebook es donde más activo estoy   www.facebook.com/rubeng.artbelen

Pero si os pasáis por Sevilla desde primeros de diciembre a finales de febrero tengo expuesto mi belén.

Así que para los que tengáis la suerte de vivir en Sevilla o tengáis la intención de visitarla en estas fechas, no dudéis en visitar su belén porque es una verdadera obra de arte.

Y a tí, amigo Rubén, darte las gracias por dedicarme unos minutos y trasmitirte mi más sincera admiración.

 

By | 2017-12-23T14:26:31+00:00 diciembre 23rd, 2017|Cultura, En la piel de ...|0 Comments