Pedro Agustín Moran Salas: un espíritu invencible

//Pedro Agustín Moran Salas: un espíritu invencible

Pedro Agustín Moran Salas: un espíritu invencible

“Una meta sin un plan solo es un deseo”

 

Un ultrafondista se somete a una exigencia mental y física sin igual. Cientos y cientos de kilómetros para fortalecer una capacidad física de la que pocos pueden hacer frente. Pedro Agustin se enfrenta a estas grandes distancias con sensatez y bajo la supervisión de un gran profesional para alcanzar el máximo resultado en las pruebas que realiza.

Hace ocho años que sintió la pasión por competir y en los que ha cosechado grandes victorias, batiendo el récord de las 12 h. en el campeonato de ultrafondo más importante de Europa, representando a la selección Argentina de ultrafondo. Lleva sangre argentina pero siente un inmenso amor por nuestro país donde vive y disfruta compitiendo.

Con los 90 km Camino de la Cruz se ha proclamado campeón. Un nuevo triunfo que le llena de satisfacción y alegría por la importancia de ser en su tierra, porque así la siente él de corazón, y con motivo del año jubilar .

Pedro Agustín esta hecho de una pasta especial y es tal su férrea voluntad que hasta en los últimos compases de carrera no duda en que lo conseguirá. Si sus piernas hablaran de las veces que doloridas seguían luchando. Si su mente contara las veces en las que empujó a su cuerpo a continuar hasta alcanzar la meta.

Correr, seguir corriendo, pensar, correr. Más y más kilómetros. No parar. Seguir. No parar. Ser fuerte. Seguir y triunfar.

Me gustaría que me contaras cuáles fueron tus inicios en el mundo de las competiciones y cuando comenzaste a realizar pruebas de ultrafondo.

Mis inicios en el mundo de las competiciónes comenzaron en el año 2010. Aquel año fue cuando empecé a correr regularmente para probarme en alguna carrera. Antes de ese año realizaba actividades fisicas pero no con el fin de competir, eran más para mantener las condiciones físicas que requiere mi trabajo.

Me probé corriendo una media maratón y viendo que no se me daba mal seguí insistiendo. Lo siguiente sería la Ruta de las Fortalezas. La carrera me gustó mucho.

Conocí a buena gente en el Club de Atletismo Torre Pacheco y con ellos tuve el placer de compartir entrenamientos y alguna que otra carrera de montaña. Por tema de tiempo decidí volver al asfalto.

La prueba de fuego en el mundo ultra para mí fue el año que se hice la “Ultrafortalezas”. Hasta ese momento yo no había corrido nada que pasara de 50 km, me apunté y tuve la suerte de vivir aquella experiencia.

Corrí varias maratones y veía que mi cuerpo seguía respondiendo sin tener que hacer ningún tipo de dieta ni llevar planificación de entrenamiento. Todo lo que hacía era por sensaciones. Que tenía ganas de correr, corría!!!

¿Cómo te preparas físicamente y mentalmente para afrontar tantísimos kilómetros entre entrenamientos y competiciones?

Ahora que esto va un poco más en serio, la preparación física y mental son muy importantes. A nivel físico realizo trabajos más técnicos y controlados. A nivel mental, siempre he sido bastante duro, sufrir se sufre, pero como se suele decir “sarna con gusto, no pica” pero…. MORTIFICA.

Sigo un plan de entrenamiento, lo paso un poco mal cuando por tiempo no hago lo que toca ese día, pero bueno. Soy consciente que esto es una actividad para desconectar de la rutina, no es prioridad en mi vida.

Tengo que quitar horas de sueño para los entrenamientos. Las horas del día están repartidas para la familia y el trabajo. Normalmente las tiradas largas las hago los fines de semana. Hay veces que voy acompañado y otras en solitario. Salir solo para hacer 50 km de entreno cuesta pero ayuda mucho a nivel mental.

¿Cómo es tener de entrenador a Fabian Campanini, un entrenador de grandes atletas?

Fabian es un grande como persona, atleta y entrenador. Estoy muy agradecido con él. Como he dicho antes yo nunca he tenido un plan de entrenamiento, hacía un poco lo que me apetecía.

Lo conocí en el mundial de 100 km en Los Alcázares. Es el director técnico de la Selección Argentina de Ultrafondo y desde el primer momento me dió su apoyo y en esa carrera me asitió durante toda la prueba.

Cuando decidí ponerme en manos de un profesional fue en el primero que pensé, lo único que tenía la duda de si él creería en mí!!!

Le comenté mi idea y sin dudarlo se puso manos a la obra… bueno nos pusimos manos a las obra!!!!!

¿Qué se siente al conseguir un nuevo record nacional de Argentina de 12 horas masculino en el campeonato de ultrafondo más importante de Europa que se disputó en Barcelona el pasado mes de diciembre?

En un principio estaba apuntado para las 24 horas pero debido a un parón por temas laborales no pude entrenar para preparar la carrera. Por consejo de Fabian decidí bajarme a la de 12 horas, tenía un mes para prepararla y tratar de hacer 140 km.

Dar vueltas a una pista de atletismo durante 24 o 12 horas es muy duro a nivel fisico-mental, los ritmos de carrera son un poco más desahogados pero hay que aguantar correr entre 4:20 a 4:50 durante 12 horas para poder llegar a tener la cantidad de kms buscados.

Salió un buen día, tuve una buena carrera, logre hacer los 140 km y quedarme con la marca Argentina en 12hs. Quedé segundo de la general en una carrera que había mucha calidad y grandes corredores del mundo del ultrafondo.

El sentimiento es muy grande porque solo uno a nivel personal y la familia saben lo que hay detrás de cada carrera.

 

Para ti debe ser un honor pertenecer a la selección argentina de ultramaratón.

Claro que sí!!! para cualquier deportista ser convocado con la selección de su país es un orgullo.

En mi caso que tengo doble nacionalidad podría haber tenido la posibilidad de correr con España ya que en Santander 2016 quedé cuarto de España y primero de mi categoría. Pero es una realidad que el ultrafondo español está muy bien representado con grandes atletas consagrados y con jóvenes rompiendo marcas carrera tras carrera.

Si me hubiese pasado eso, pues estaría en un conflicto emocional y para el que no lo entienda que se pregunté a quien quiere más… ¿a mamá o papá?

El pasado 7 de octubre te proclamaste vencedor absoluto en los 90 km camino de la Cruz. ¿Cómo fue cruzar la meta en la Basílica de la Vera Cruz de Caravaca?

Los 90k de Caravaca fue una carrera que desde el primer día que la ví anunciada me dije a mi mismo que podía ser una carrera hecha para mí. Una carrera muy corrible en la que se puede mantener un ritmo medio ya que el trazado es poco técnico y con un desnivel muy bajo para el total de kms que se corren.

Tres meses antes, empezamos con el plan de entrenamiento que me preparó Fabián Campanini. Empezamos de cero, fue una preparación bastante dura, coincidía con los meses de verano. Por suerte no sufro tanto con el calor, me gusta más que correr con frío.

La carrera prometía. Estaba apuntada gente ultra fondista muy buena de la zona. El objetivo era prepararla para estar entre los primeros y sobre todo acabar con buenas sensaciones.

Pasados esos casi tres meses de entrenos y ya con la cabeza puesta en la prueba solo faltaban las indicaciones de Fabián para la carrera y la suerte de tener un buen día.

Llega el gran día. Estaba preparado para correr y disfrutar.

Salimos, ritmo muy controlado a 4:25 /4:30, en cabeza, se escapa José Agüera y yo me quedo junto a Fran Vivar y Alberto Plazas. De a poco vamos distanciándonos y en el km 30 y pico alcanzamos a José. De ahí hasta el km 50 seguimos los tres, José tiene unas molestias estomacales lo que le hace retrasar un poco su marcha.

Al pasar los km me encuentro que ya estaba solo en cabeza, solo me quedaba mantener ritmo y así llegar hasta el km 70. A partir de ese km se ponía la carrera cuesta arriba tanto a nivel físico como de altura. Todo lo que quedaba hasta Caravaca era cuesta arriba.

Y así fueron pasando los kms. Gracias a las bicis que me acompañaban se hizo más amena la última parte de carrera .

Me encontraba muy bien.  Ya estaba dentro de la ciudad. Solo me quedaba por subir la última cuesta que me llevaría a la meta en la Basílica de la Vera Cruz de Caravaca. Recuerdo que los compañeros que me seguían en las bicis me decían: -No hace falta que subas corriendo hasta la meta!!!

A lo que conteste: -Voy bien, creo que puedo!!!

Ellos respondieron : -Ya, si es por nosotros que no creo que podamos seguirte el ritmo!!!!

RISAS…

Una vez en meta, fue muy grande la alegría. Ganar una carrera muy especial por ser en Murcia y también coincidir en año jacobeo.

Muy agradecido a todos, Fabián por enseñarme el camino, a los voluntarios por darme ánimos y preocuparse por mi durante toda la prueba y a los compañeros ciclistas que me dieron un apoyo psicológico muy importante.

Del sinfín de pruebas realizadas, ¿cuál te llena más de satisfacción?.

En realidad no soy un corredor de muchas carreras al año. Me fijo algún objetivo y lo corro. En 2016 hice los 100 km de Santander lo que por tiempo me llevó a correr el mundial de 100 km en Los Alcázares.

Todas las carreras te dan satisfacción, diría que hasta los entrenamientos. Nunca hay que olvidar que esto es una parte de la vida pero no la vida.

¿Cuál es tu próximo objetivo para el 2018?

Objetivo 2018: seguir entrenando, dar lo máximo para poder ser convocado con la selección argentina al mundial de 100 km en Croacia.

 

¿Qué puedo decir…? Para los que no les guste correr, dirán: “otro loco más…”, pero para los que sabemos lo duro que es correr, tus palabras tienen tanto eco y tanta fuerza como tus pisadas.

 

By | 2018-03-09T14:34:12+00:00 marzo 9th, 2018|En la piel de ...|0 Comments