Alberto González Conesa: una vida de triunfos

//Alberto González Conesa: una vida de triunfos

Alberto González Conesa: una vida de triunfos

“Lo bonito del atletismo es que no existen fórmulas matemáticas. Todo el mundo quiere ganar y solo puede ganar uno. Esa incertidumbre y ese reto es lo que verdaderamente a todos nos gusta”

 

Alberto González Conesa es deporte. Desde bien pequeño ha crecido y se ha rodeado de personas que le han transmitido esa pasión y han sabido guiarle en el sacrificado mundo de la competición.

Tiene un extenso historial competitivo en varias modalidades deportivas, pero es el atletismo en lo que está inmerso en estos últimos años. Y es, cuando se calza las zapatillas y sale a correr, cuando se encuentra consigo mismo y se bate contra sí mismo. Es, en esos momentos, en los que más vivo se siente, como imagino que nos pasa a la mayoría, pero con la salvedad de una entrega del 200% que lo encumbra como el gran deportista que es.

Son muchos kilómetros corridos y muchas metas alcanzadas y, aunque subir al podium sea lo de menos, si es una forma de reconocimiento a tanto esfuerzo y constancia.

Para mi es un inmenso privilegio que me concedas esta entrevista ya que eres un reconocido corredor con una amplísima trayectoria deportiva y con un sinfín de triunfos conseguidos.

¿Qué significa para ti correr?

Para mí correr significa un estilo de vida, significa una manera de divertirme, de estar en contacto con el ambiente que me rodea, con los caminos, parajes, naturaleza, una manera de evadirte del día a día, de terminar de trabajar y calzarse las zapatillas y olvidarte de todo, simplemente disfrutar de cada zancada. Posiblemente más de uno se sentirá identificado, y podría parecer una definición sacada de algún texto pero en realidad es lo que siento y lo que llevo haciendo durante varios años. Lo necesito en mi vida cotidiana y después de tantos años practicándolo se ha convertido en algo necesario, y los fines de semana una excusa para rodar un sábado o un domingo y acabar con una cervecita.

Me gustaría que me contaras cuáles fueron tus inicios en el mundo del running y de las competiciones.

Bueno, mi historia viene desde bastante atrás ya que yo procedo del mundo de la natación. De pequeño nadaba en la Agrupación Deportiva Áncora, estuve en el equipo de competición federado bastantes años, pero desde pequeño siempre me gustaba correr, y aprovechando que mi padre corría, cuando me daban vacaciones en la piscina en verano salía a correr con él, tendría sobre diez años. Además por aquel entonces había muy poquitas carreras en la Región de Murcia, y prácticamente a todas las que se apuntaba mi padre le acompañaba y siempre corría la carrera de niños. Recuerdo carreras como la de Patiño o la Alberca dónde media hora antes llegabas te apuntaban en una hoja con papel y lápiz, y te daban algo semejante a un dorsal que era como medio folio con un número pintado, ahora las inscripciones y demás son un poco más complejas ja ja ja.

Era curioso porque las pretemporadas de natación normalmente a los nadadores no le gustaban, debido a que antes de nadar haciamos entrenamiento en seco, y eso suponía correr a finales de agosto y con un calor insoportable, pero a mí sin embargo me encantaba. Deseaba que llegase la pretemporada para salir a correr antes de nadar.

Por aquel entonces mi entrenador de natación era Yiky, el cual a día de hoy y desde hace ya no sé cuántos años sigue siendo mi entrenador. Él era de los pocos murcianos que por aquel entonces estaba en el mundo del triatlón compitiendo y me animó a apuntarme a la pista de atletismo y compaginar las dos disciplinas nadar y correr y así poder participar, en acuatlón (correr/nadar/correr) con la idea de iniciarme en el triatlón. Mucha gente me ha preguntado cuántos años llevo entrenando con él y no podría decir cuántos. Me conoce de pequeño, sabe mis virtudes y mis defectos, al margen de mi entrenador es mi amigo.

En la pista de atletismo comencé sobre los 14 años y ya desde entonces he estado ligado en un principio al triatlón y ya desde hace exclusivamente 8 o 9 años solamente al atletismo. En este sentido he vivido muy de cerca el deporte en casa y siempre he estado rodeado de personas que me han hecho crecer como deportista.

¿Cómo planificas tus entrenamientos?

Pues en este sentido la parte fundamental sin duda es el entrenador, siempre he dicho que es el entrenamiento lo que se debe de adaptar a las circunstancias de cada uno, horarios, trabajo, familia…

En este sentido Yiky conmigo hace un trabajo espectacular, cada comienzo de temporada fijamos unos objetivos y sobre todo las pruebas en las que vamos a estar, le pasó mis turnos de trabajo y y me confecciona un menú a la carta.

En mi caso tengo un trabajo en el que pasó muchísimas horas de pie y es por ello por lo que su trabajo es vital ya que debo de adaptar mis entrenamientos muchas veces a los días y a los turnos, lo que supone mayor dificultad. En este sentido también, para mantener todos los valores ok y recuperar, cuento con el apoyo de la mejor suplementación natural de Marnys y la clínica Neurofisio de Cartagena,pero….quien dijo que fuese fácil?

 ¿Qué pasa por tu mente momentos previos a una carrera?

Pues depende mucho la verdad de la carrera y sobre todo del momento de la temporada. Hay pruebas en las que vas a hacerlas a sabiendas de que tu estado de forma no es el óptimo pero en mi caso soy una persona muy exigente, siempre quiero dar el máximo y mi preparación siempre es la misma, misma comida, mismos horarios, y a nivel psicológico concienciarme de dar el 200%. Lo bonito del atletismo es que no existen fórmulas matemáticas. Todo el mundo quiere ganar y solo puede ganar uno. Esa incertidumbre y ese reto es lo que verdaderamente a todos nos gusta.

Fotografía realizada por Javier Martínez Mateo

 

¿Y cuándo estás en lo alto del pódium?

Pues sin duda satisfacción, por ver que el trabajo ha tenido sus frutos, siempre hay podiums en los que ese sentimiento es mayor y llena aún más.

Aunque he de decir que el sentimiento de satisfacción lo he tenido muchas veces incluso sin subirme al podium. Creo que cuando corres una carrera y das el máximo de ti hay que darse completamente por satisfecho.

Me ha pasado en pruebas en las que corriendo muy rápido no he podido subir al podium, eso significa que han habido varios atletas mejor que yo. El podium es un premio, que muchas veces está reservado para unos pocos, si has dado el máximo y no he podido subir solo queda felicitar a tus rivales, calzarte las zapatillas al día siguiente y seguir entrenando para la próxima vez estar un peldaño más arriba.

Eres un asiduo corredor con muchísimos triunfos conseguidos.  ¿Cuál es para ti la CARRERA con mayúsculas en tu largo historial competitivo?

Pues es muy difícil escoger solo una, en lo relativo a las marcas, me quedo con la prueba donde hice mmp en 5000 (14’44). Fue una carrera en la que media hora antes empezó a diluviar, corrimos en la pista de Elche bajo una lluvia intensa, y esa circunstancia le dió un carácter más épico, cada atleta nos fuimos relevando, tirando una vuelta cada uno y a falta de 5 vueltas decidí cambiar y al final hacer una marca que no esperaba.

Tambien el 10k de Valencia en un mano a mano con mi compañero Iván y en un último km final agónico entre los dos donde ivanito me reventó jaja pero donde pude también hacer mi mmp en 10k (30:46) .

Fotografía realizada por Javier Martínez Mateo

¿Cómo ves el aumento de corredores y de carreras que se está produciendo en estos últimos años?

Llevamos varios años experimentando el boom del Running, personalmente todo lo que sea deporte siempre es algo bueno pero lógicamente también tiene su aspecto negativo.

Lo bueno sin duda es que ahora hay un amplio abanico de opciones en el que elegir cada fin de semana donde poder correr, algo que hace unos años era inviable.

Eso sí, tenemos que saber en qué punto estamos y de qué punto partimos para inscribirnos a determinadas carreras, con el aumento de carreras ha aumentado también la distancia en las mismas. En asfalto ya hay poquitas carreras de 5 km y sin embargo han proliferado de 10k hacia arriba y lo mismo ocurre con montaña donde ya se ha pasado de la Media Maratón a los 26 o 27 km. Con el entrenamiento idóneo no hay ningún tipo de problema.

El lado negativo de todo esto es que sin duda no se hace una preparación específica, y hay corredores/as que se someten a un reto físico, y eso muchas veces conlleva consecuencias.

En este sentido ánimo a todos los corredores a ponerse en manos de los entrenadores cualificados, y a reflexionar también sobre los chequeos médicos. Invertimos dinero en GPS, zapatillas, textil… Pero no en una prueba de esfuerzo la cual nos va a arrojar unos valores vitales y de gran importancia.

Sabemos que para ti no hay distancia que se resista, pero ¿en qué modalidad te sientes más cómodo?

Actualmente en el 10.000 y a raíz sobre todo de la temporada pasada donde realicé mucho volumen de kms, y me acostumbré más a esos ritmos. A la media le estoy empezando a pillar el gusto y es una distancia que me encanta.

En febrero del año pasado disputaste la Maratón de Sevilla con grandes atletas nacionales e internacionales ¿cómo viviste la experiencia?.

Como experiencia increíble, y sin duda el reto que planteaba era importante. Hice muy buen invierno en el que competí poco y entrené bastante, acumulando alguna semana de 130 km, y haciendo algunos test intermedios. A finales de octubre con apenas un mes y poco de entrenamiento gané la volta a la foia, una prueba de 27,5 kilómetros en el interior de la Alicante en un circuito con bastantes cuesta asciende puede correr a 3:30 y media, también la  media de Santa Pola en 1:08:38 y subiendo al podium como segundo español, pero como la frase dice el maratón pone a cada uno en su sitio.

Contacté con la organización y me invitaron, me habían concedido un dorsal élite, aunque yo siempre he dicho que yo no soy un atleta elite, soy solo más que un popular que disfruta de esto como cualquiera. Gracias al apoyo de mis patrocinadores y sobre todo de “El Monarca” que me ayudó  en la totalidad del viaje, estuve hospedado en Sevilla en el mismo hotel de concentración que los atletas kenianos y los atletas que también venían con dorsal élite, había de todo italianos, argentinos, atletas referentes de nuestro país como el gran Jesús España y un ejército de atletas africanos.

Asistí a la reunión técnica en la que me dieron la acreditación y me invitaron a viajar con ellos en el bus el mismo día de la prueba al staff reservado.

A las 5:30 estaba desayunando en el hotel y contando las horas para estar en línea de salida y correr por las calles de esa magnífica ciudad. Al llegar al staff hacía bastante frío y mucho viento. Esos momentos fueron bastante tensos, muchos nervios pero siempre tenía a mi mujer Cristina la cual me tranquilizaba y sobre todo me daba ese punto de tranquilidad que necesitaba en ese momento puesto que estaba totalmente fuera de mi sitio, ella también hizo el maratón y la preparación conmigo.

Al dar el pistoletazo de salida ya me calmé completamente y empecé verdaderamente a disfrutar de esta prueba. Iba realmente cómodo los primeros kilómetros, sabía que todo se volvería en mi contra al final paso por la media maratón en 1:12:45, en el kilómetro 23 me quedo solo y decido mantener el ritmo. Llego al kilómetro 30 en torno a 1:44 y soy consciente de que es aquí donde empieza la carrera. En el 35 el Isquio me da un aviso y un kilómetro más tarde tengo que parar y estirar porque sé que la cosa no va bien. Al entrar en el Parque María Luisa hago todo ese largo avituallamiento andando, bebo isotonico y estiro, es ahí donde me encuentro con mi entrenador y sin decirle nada sabía cómo iba y es que la complicidad de tantos años sin duda se refleja en esas situaciones. Al final tuve que hacer los últimos 5 km parando y andando con los últimos dos kms andando en su totalidad. El tiempo sin duda no fue el esperado, entré andando a la Cartuja y de ahí directo al fisio, no podía andar, estaba engarrotado y contracturado de cintura para abajo. Podía haberme parado, haberme retirado pero esa no era la idea. Había venido hasta aquí para terminar mi primer maratón. El tiempo sí que es verdad que lógicamente no era el esperado, pero esto es así, esto es atletismo y esto es el maratón.

Lo mejor sin duda el llegar a meta y estar mi mujer esperándome en la misma pista, mi familia, mis padres y mis hermanas en la grada y Yiki y su chica Gloria siguiéndome durante toda la carrera y viajando hasta Sevilla para acompañarme, eso sin duda mereció totalmente llegar a meta.

Siempre digo que rendirse no es una opción y en este caso en el del maratón seguiré intentándolo ya que está experiencia solo hizo darme más ganas para la próxima.

Sabemos que tu padre es también un gran corredor ¿Te contagió a ti la pasión por este deporte?

Sin duda puedes practicar deporte porque te gusta pero además si lo has visto desde pequeñito incita mucho más, y en mi caso también ha sido algo voluntario que yo decidí desde pequeño.

Mi padre no ha sido un gran corredor de grandes marcas, pero sí que ha participado en multitud de carreras en las cuales he tenido la oportunidad de ir y en todas las que podía participar he participado, siempre me ha llevado consigo a todas las que ha podido. En vacaciones hemos ido a correr, en mis inicios del triatlón con la bici me ha acompañado en bici, y es algo a lo que le estoy eternamente agradecido porque gracias a esos inicios, y a esa educación del deporte como parte de mi vida también adquieres unos valores como persona.

El año pasado cambiaron las tornas y en las tiradas largas de preparación al maratón los domingos, le hacía madrugar para que él me acompañara con la bici y el avituallamiento. Él también sufrió el maratón jaja.

Para finalizar,  ¿cuál sería tu próximo objetivo?

En estos momentos me encuentro inmerso en una oposición, es un objetivo muy importante en el que dependo de fechas y convocatorias, por ello no me permite hacer demasiados planes deportivos, ni planificaciones, pero como he dicho anteriormente correr forma parte de mi vida y cuando hay algún fin de semana en el que me puedo permitir perder unas horas intento buscar alguna prueba en la que volver a ponerme un dorsal y disfrutar del placer de competir.

By | 2018-05-16T16:22:41+00:00 mayo 16th, 2018|En la piel de ...|0 Comments